martes, 14 de diciembre de 2010

Regalo un australiano, no es Julian Assange

Parece que en el mundo, los códigos para las relaciones free, o sin ningún compromiso son iguales, un día se termina de forma clara o no y tiempo después aparecen con el caballo cansado.

Así y después de más de un año, y de un año bien particular para mí, me enamoré como nunca, hasta me casé así de forma rápida, rápida, me aparece un correo que yo ya no esperaba o mejor dicho, hacia más de un año
que no esperaba nada.

Así como si se hubiera escapado de otra época, como los cables de Wikileads, este australiano que no es Julian Assange, asegura que aún se acuerda de mí.

Confirmado, desubicados hay en todas las latitudes.

3 comentarios:

  1. María Luján15/12/10 13:48

    uffffff, a mi me paso, y dije los muertos viven por q ni yo lo podia creer... en fin los tipos tienen poco sentido comun...

    ResponderEliminar
  2. Y pensar que hay varones que tratan a una mujer como llanta vieja que se deja de lado, y solo la buscan como repuesto cuando la actual se les ha malogrado.
    "Quien no supo valorar lo que tenía... no merece el chance de regresar"
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. es así chicos, a veces se dan cuenta tarde de las cosas...

    saludos y buen fin de semana

    ResponderEliminar

Dale hablemos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...