jueves, 5 de mayo de 2011

Momento Lita de Lázari

Trato de ser una cara mucho más amable de la anciana dinosaurio de la Liga de Amas de Casa, pero cada vez más me fijo en el precio de las cosas que compro.

Pero no por una cuestión de limitar el gasto, si no de comparar que el precio que aparece en la góndola sea el mismo que abono en la caja. Parece mentira que haya que estar pendiente de esos detalles, pero es así.

Ya me había pasado con una mermelada que decía 5 y la caja decía 8,60. En ese momento lo advertí y automaticamente la dejé esperando a un mermelado en el canasto de las cosas que la gente se arrepiente de llevar y suele estar rodeado de cosas francamente inútiles.

Pero ayer caí en la tentación de comprar dos paquetes por los cuales debería pagar 7.50 de ravioles de calabaza y mozzarela La Salteña. Resultaron ser 7.50 cada uno. La letra chica al menos confusa...

Pero bueno, ponele que sea medio idiota que no entiendo las promociones. Sigamos con otro producto del mismo changuito. Crema Pond's precio de góndola 24, precio de caja 26 o Casamcrem precio de heladera 8.65 precio de caja 9.55...




En fin, si vas a comprar a Jumbo andá controlando cuando te cobran los productos, por lo general después tenes que hacer otra fila en la Caja Central donde hay mucha gente como uno que esta esperando que se le devuelva los pesos que pagaron de más.

1 comentario:

  1. María Luján17/5/11 11:13

    Cariño en todos lados del mundo hay q controlarlo :( la verdad q es estresante....

    ResponderEliminar

Dale hablemos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...